Cómo montar una franquicia. Claves para triunfar (II): Naming y Logotipo.

Hace unas semanas planteamos un artículo con las características que debía tener un negocio para poder tener éxito como franquicia y, en función de tus expectativas y tu experiencia, si la franquicia era la fórmula más idónea. Pues bien, si has llegado a la conclusión de que la mejor opción de crecimiento es franquiciar tu negocio, aquí te damos ahora algunas pautas de las cosas que tienes que tener en cuenta para dar los primeros pasos:

1.- Crear un buen nombre.

Ya dijimos que uno de los pilares sobre los que se va a cimentar el éxito de tu franquicia es contar desde el principio con una buena marca. La personalidad de la marca es algo que se va haciendo con el tiempo, pero desde el principio debe contar con una base sólida y por eso debemos tener un proyecto bien definido. La base de nuestra marca es el nombre y el logotipo.

Es posible que ya tengas un nombre con el que has estado operando en una primera fase, pero plantéate si ese nombre es apropiado para tu producto en otros mercados, en otras zonas geográficas, en otras culturas, etc. Tal vez vale la pena empezar con un nombre nuevo que tenga fuerza y carácter, que se adecue a las características de tu producto y al público objetivo al que irá destinado. Comprueba que el nombre que elijes no está registrado.

2.- Crear un buen logotipo y un manual de identidad corporativa.

El logotipo va a ser tu tarjeta de presentación y el representante absoluto de tu marca. Debes tener un logotipo que te identifique de forma unívoca y que transmita los valores de tu negocio.

A continuación tienes que crear un manual de identidad visual que indique cómo se debe aplicar el logotipo en cualquier soporte, por ejemplo en papelería, material publicitario, rótulos luminosos, vehículos, uniformes, etc.

Una vez que todo esté definido, registra tu nombre y tu logotipo.

3.- Crea un manual de estilo para la decoración de las tiendas o puntos de venta.

Establece la imagen de las tiendas en consonancia con tu imagen corporativa y con el presupuesto que tengas previsto de acuerdo con el coste que va a tener cada franquicia. Elige el mobiliario, pinturas, acabados, material decorativo como cuadros, escaparatismo, etc. Antes de catalogar todos los elementos y de plasmarlos en la memoria de calidades, asegúrate de que los proveedores con los que vas a trabajar te garantizan una continuidad de stock y un servicio fluido.

Para finalizar, te recomendamos que tu proyecto de imagen de marca lo confíes a una agencia de publicidad o a una consultora especializada en naming e imagen corporativa, lo ideal es que tengan experiencia trabajando con franquicias.